Alergia a las proteínas de vaca (ALPV)

¿Qué es?
-  Es una alergia alimentaria propia de la edad pediátrica, principalmente en los niños considerados atópicos. Suele aparecer en los primeros meses de vida, según la predisposición del niño. Los síntomas principales son: urticaria (habones con picor en la piel), edemas (hinchazón de párpados o labios), aparición o empeoramiento de lesiones de dermatitis atópica, dolores abdominales con vómitos o diarrea, síntomas de rinitis con estornudos o mocos y síntomas asmáticos con tos y pitos en el pecho. 
En los casos más graves se producen anafilaxias (reacciones severas con compromiso vital donde se afectan dos o más órganos).
Las reacciones mediadas por IgE suelen presentarse a los pocos minutos de la ingesta y casi siempre antes de una hora.
Otro tipo de reacciones adversas a las proteínas de leche de vaca no mediadas por IgE suelen tardar varias horas o incluso días

¿Cuál es su diagnóstico?
-  El diagnóstico se basa una exhaustiva historia clínica, pruebas cutáneas y detección en analítica de sangre IgE específica a las proteínas más alergénicas de la leche de vaca. En determinados casos es necesario realizar pruebas de provocación, que consisten en dar cantidades crecientes de leche, de un modo controlado, para observar si se produce alguna reacción

¿Cómo sería su tratamiento?
-  El tratamiento se fundamenta en evitar estrictamente la leche de vaca y derivados, y productos que la contengan entre sus ingredientes.
La evolución natural en gran parte de los casos es su desaparición y que los paciente puedan tomar leche y derivados, el periodo es variable y en su mayoría antes de los 5 años y sólo una pequeña parte alérgica toda la vida.

Clínica autorizada por:

© 2020 Clínica Dermatología Y Alergía S.L