Llámanos: 924 220 562

Política de Privacidad · Aviso legal · © 2019 Clínica Dermatología y Alergia

Cirugía reparadora

Se engloban un conjunto de técnicas empleadas para cubrir con la piel las heridas accidentales u operatorias, intentando conseguir los mayores logros estéticos posibles.
En dichas técnicas podemos destacar los cierres directos, plastias locales y los injertos cutáneos

 

Criocirugía


Se utiliza una sustancia fría (criógeno) para hacer una destrucción controlada de la piel. Es una técnica adecuada para el tratamiento de tumores benignos, lesiones superficiales y precáncer. La imposibilidad de hacer un estudio histológico tras el tratamiento obliga a un diagnóstico preciso por el dermatólogo.


Electrocirugía


Es una técnica dermoquirurgica basada en la destrucción de tejido cutáneo mediante una

corriente eléctrica. Con esta técnica se pueden realizar distintas acciones:


Destrucciones superficiales mediante electro desecación o electrofulguración, para el

tratamiento de lesiones en la superficie cutánea tales como queratosis seborreica o actínicas

 o verrugas vulgares.


La electrocoagulación para el correcto tratamiento de tumores cutáneos, telangiectasias y

para la hemostasia quirúrgica, pues provoca una destrucción profunda.


El corte o electrosección: permite realizar cortes muy precisos como un bisturí, pero con un efecto hemostático por coagulación de vasos.

 
Las indicaciones para el uso de electrocirugía son: tumores sangrantes y especialmente lesiones pediculadas como los fibromas.