Llámanos: 924 220 562

Política de Privacidad · Aviso legal · © 2019 Clínica Dermatología y Alergia

Asma bronquial alérgica

La palabra asma significa etimológicamente "jadeo". En la actualidad se define como una enfermedad crónica con inflamación de la vía aérea, que produce una obstrucción reversible al paso del aire y un aumento en la producción de moco. Los síntomas principales son la tos y la disnea (sensación de falta de aire) acompañados por sibilantes ("pitos") y opresión torácica.


La inflamación se produce por una respuesta exagerada a determinados alérgenos o sustancias inespecíficas y que conocemos como hiperreactividad bronquial.


Los agentes principales causantes de asma son:


Aerolérgenos: los más destacados (pólenes, ácaros, epitelios de animales, esporas de hongos y cucarachas). Hay que reseñar que determinados agentes (isocianatos, maderas, sustancias vegetales y harinas, productos químicos...) presentes en medios laborales, como causantes de asma ocupacional o profesional.


AINES (antiinflamatorios no esteroideos).


Alimentos y aditivos.


Agentes facilitadores de asma:

 

  • Humo del tabaco

  • Polución ambiental

  • Infecciones respiratorias

  • Ejercicio físico intenso


Para el diagnóstico se precisa de una acertada historia clínica y la realización de pruebas respiratorias, siendo la espirometría la prueba de elección para todos los pacientes. Para la realización de una correcta espirometría es necesario un adecuado entrenamiento del personal responsable y la tecnología de alta precisión para el mejor y más fiable de los diagnósticos.